La protesta como procesión católica

Se deslizó hasta mí, no pidió limosna. Vio una lata donde se había arrojado la basura del día, y sacando un gancho comenzó a revolver los desperdicios que despedían un hedor mortal. […]. Comprendí, en aquel instante, la grandeza del gesto anarquista, y admiré el júbilo magnífico con que la dinamita atruena y raja el vil hormiguero humano.

Rafael Barret

Entre los anarquistas hay los revolucionarios que creen que es necesario abatir por la fuerza a la fuerza que mantiene el orden presente, para crear el ambiente en el cual sea posible la libre evolución de los individuos y de las colectividades, y hay educacionistas que piensan que sólo se puede llegar a la transformación social modificando antes a los individuos por medio de la educación y la propaganda. Existen partidarios de la no violencia, o de la resistencia pasiva, que rehúyen la violencia aunque sea para rechazar la violencia […]. Además, hay discordancia respecto de la actitud de las anarquistas frente al movimiento sindical, disenso sobre la organización o no organización propia de los anarquistas, diferencias permanentes u ocasionales sobre las relaciones entre los anarquistas y las otros movimientos subversivos. Justamente son éstas y otras cuestiones semejantes las que requieren que tratemos de entendernos; o si, según parece el entendimiento no es posible, hay que aprender a tolerarse, trabajar juntos cuando se está de acuerdo, y cuando no, dejar que cada uno haga lo que le parezca sin obstaculizarse unos a otros. Porque, en verdad, si se toman en cuenta todos los factores, nadie siempre tiene razón.

Errico Malatesta

En movilidad y haciéndonos oír, pero obedientes y democráticos. Multitudinaria y organizada, pero placebística e inerte. La moralidad burguesa, progresista y reformista, funciona como un narcótico paralizante que nos encuadra en la pacífica pasividad democrática.

El 20 de octubre se confirmó que el cuerpo hallado en el río Chubut es el del compañero anarquista Santiago Maldonado. La miseria no entiende de solidaridad. Policía, militar, gendarme, eufemismo que esconde lo que verdaderamente son: asesinos, siervos del Estado-Capital, mercenarios, un cáncer social. Diferentes uniformes que se conjugan en esa masa uniforme de excremento que custodia al Poder, al extermino, al despojo, a la muerte.

Anteriormente, el 5 de septiembre, el testigo clave Matías Santana, miembro de la comunidad mapuche Cushamen, declaró ante el juez Guido Otranto que “a Santiago se lo llevó Gendarmería, tenía puesta la campera celeste que yo le había prestado, vi cómo lo golpearon y lo metieron en una camioneta que salió rumbo a Esquel”[1]. Se confirma lo que todxs sabíamos pero era desviado por los medios de desinformación cómplices del poder político y empresarial. Luego de sus misteriosas fábulas y ridículas hipótesis como “¿Qué pasa si a Santiago Maldonado no lo mató la Gendarmería sino un mapuche?”[2], por ejemplo, (no hace falta agregar más; en la sección “Noticias falsas” de esta página creada por la familia y allegados de Santiago se puede ver cómo la inmundicia humana no tiene límites: http://www.santiagomaldonado.com), nos les quedó otra a los parásitos comunicativos que sacar a la luz la declaración de Matías Santana que ratifica el reclamo y la acción popular que se vienen realizando hace más de dos meses y medio.

El testimonio del joven mapuche fue claro y contundente:

Vengo a sentar testimonio de lo que fue la brutal represión del 1º de agosto por parte de las fuerzas federales y la desaparición forzada de nuestro compañero Santiago Maldonado, que estuvo con nosotros el 31 y el 1º reclamando por la liberación de nuestro lonko Facundo Jones Huala que está detenido en la Unidad 14. Teníamos nueve detenidos en Bariloche, y en ese contexto seguimos con la acción del corte parcial de la ruta 40. Allí es donde las fuerzas represivas inician el ataque a la comunidad, el 1º a las 4:30 de la madrugada y durante toda la mañana.

¿Podemos pensar más allá de la “grieta” servil al Estado-Capital en la que se esconde el kirchnerismo-macrismo?, ¿podemos hacer un esfuerzo por salir mental y materialmente de los límites de la democracia opresora y alienante en la que estamos?, ¿podemos realizar el intento de ir un paso más allá del sendero político partidista y oportunista, de ese circo electoralista, de ese circo de la democracia asesina que legitimamos con el voto? El rostro de Santiago es replicado, fotocopiado y reproducido por la inmensa mayoría política, pero en este gesto “solidario” nunca van a cometer el gravísimo error de no enunciar a centímetros de la cara de Santiago su pertenencia partidista. Que se masifique el reclamo es urgente, gracias. Que se interfiera el oportunismo político es detestable, paso. Y el más alto grado de cinismo se lo lleva el Estado terrorista, como siempre. Esta vez, se da el lujo de empapelar la ciudad con un afiche oficial con la cara de Santiago ofreciendo una recompensa de 2 millones de pesos. El responsable y ejecutor de la desaparición forzada y del asesinato de Santiago ahora se cubre el rancio rostro con una máscara de benevolencia y preocupación, la hipocresía no tiene límites.

Para situarnos en contexto, en estos días de reclamo y lucha sucedieron algunos hechos particulares:

-El 18 de agosto se colocó un artefacto explosivo en Círculo de Suboficiales de Gendarmería Nacional en Córdoba.

-El 24 de agosto se arrojó una bomba incendiaria tipo molotov en el edificio Anexo del Senado provincial de La Plata.

-El 1º de septiembre se produjo un ataque al Círculo de Suboficiales de la Gendarmería en la Ciudad de Buenos Aires y un ataque al escuadrón 35 de la Gendarmería en El Bolsón.

-El 18 de septiembre se atentó con una bomba molotov a una de las entradas de la legislatura porteña.

-Entre el 20 y el 21 de octubre nuevamente se realizaron diferentes ataques frente al Escuadrón de Gendarmería en el Bolsón en un marco de corte de la ruta 40, también se quemó y se atacó la sede del gobierno de Mar del Plata y la rabia también se hizo presente en el microcentro porteño.

-La solidaridad también es internacional. Muestras de amor y de rabia resuenan a lo largo del mundo. Un ejemplo, el ataque al consulado del Estado asesino argentino por parte de compañerxs del otro lado de la cordillera.

Las paredes hablan: “Todo Estado es terrorista”, “Que la rabia desborde”, “Plantaron un cuerpo, plantaremos venganza”. Sí, slogans, pero incomprendidos. En cambio, este slogan caduco y putrefacto se entiende a la perfección: “Marcha pacífica”. La paz es de ellos, no de nosotrxs. Los medios de comunicación actúan en dos frentes. En  los declarados fascistas de derecha afines al “no cortar las calles”, “perjudicas al otro”, “vayan a laburar”; y los progresistas con una pizca de discurso izquierdista (y hasta compañerxs, creo que eso es lo que más duele) análogos al “manifestarse pero en paz, sin violencia”, “actitud provocadora y violenta de grupos ajenos a la marcha”, “los infiltrados de siempre” (aunque sí hay policías de civil haciendo inteligencia, pero  hay que ser bastante miope al confundir un anarquista con un milico). De esta manera, se condena cualquier actitud que difiera con su caja, urna, cápsula, jaula democrática que atente contra las buenas costumbres de ejemplares ciudadanos que transitan en la colorida y fulgurante manifestación del placebo. Manifestación que prioriza paredes y que es capaz de transformar a el buen ciudadano en policía, al periodista en policía, al militante de izquierda en policía, (los policías de rojo custodiando la valla policial es una imagen imborrable. La prioridad es electoralista, el Partido no puede ser manchado).

Mucho discurso revolucionario, pero un pequeño y simbólico golpe al Estado y ya surge ese microfascismo defensor del orden y de la paz afín al prototípico ciudadano respetable y educado:

Por muy actual y poderoso que sea en muchos países, el viejo fascismo ya no es el problema de nuestro tiempo. Se está instalando un neofascismo en comparación con el cual el antiguo quedará reducido a una forma folklórica […]. En lugar de ser una política y una economía de guerra, el neofascismo es una alianza mundial para la seguridad, para la administración de una paz no menos terrible, con una organización coordinada de todos los pequeños miedos, de todas las pequeñas angustias que hacen de nosotros unos microfascistas encargados de sofocar el menor gesto, la menor cosa o la menor palabra discordante en nuestras calles, en nuestros barrios y hasta en nuestros cines (Gilles Deleuze).

Hemos repetido y transportado la inercia miles de veces. No intentamos ser hipócritas, la hemos reproducido con rabia, alegría y dolor. No intentamos obligar a nadie a hacer algo que no quiera ni se sienta listx, pero es urgente el comenzar a pensar, replantear, resignificar, en esta actual coyuntura política (¡sino cuando!), otro tipo de acciones, y por sobre todo, no condenar la acción directa y estratégica de quienes se atreven a ir más allá de lo permitido por el Poder, más allá de la mera pancarta o bandera. Acción directa que tiene que funcionar como un disparador de cambios estructurales fuertes, de planteamientos organizativos anarquistas que se profundicen en todos los ámbitos en los que circulemos. Acción directa no es mera violencia, sino que es la realización inmediata del ideal concebido. Es la ejecución de un acuerdo colectivo por la colectividad misma, ya sea interpelar al Estado, ocupar una fábrica, tomar tierras, organizar comedores populares, intervenciones artísticas, crear escuelas libertarias, etc., sin ponerlo en manos de políticos jerarcas ni encargárselo a ningún intermediario.

Las manifestaciones son visibilizaciones necesarias y presiones políticas urgentes, pero que nuestro reclamo no se agote en el transitar la calle análogo a una procesión católica. La caducidad de esa mera instancia es notoria. Para que la Revuelta germine es necesaria una tarea en conjunto de todxs los oprimidxs en la diversidad de los espacios, ya sean educativos, culturales, laborales, sindicales, y sobre todo en el espacio visible, público: la calle; pero puede ser un interesante comienzo seguir la acción de esos grupos anarquistas tan difamados por la prensa hegemónica y la opinión pública que se organizan para contestar con firmeza y convicción al Estado-Capital, responsable y ejecutor en nuestra preciada democracia de la desaparición y asesinato del compañero anarquista Santiago Maldonado, responsable y ejecutor de la desaparición de más de 340 personas (140 del pueblo Mapuche solo en Chubut), de 4644 asesinadas por gatillo fácil y torturas en comisarías y de 70 asesinatos en movilizaciones populares (CORREPI y voceras de la Pu Lof Cushamen), responsable y ejecutor de la violencia constante, sistemática y planificada contra los pueblos originarios; en fin, el responsable y ejecutor de la miseria, la desigualdad y la violencia, el sanguinario burócrata que administra el terror.

¡La violencia es detestable, despreciable, horrible! Pero más horrible es tolerar con resignación la violencia de arriba, la violencia del Poder, del Estado, de todas sus fuerzas de inseguridad y demonizar la violencia y la organización de abajo, ya que estas son un acto de autodefensa y el sentimiento de indignación del oprimidx para dejar de serlo.

25299260_10208532428068261_5195938427961180268_n

Roscigna

Referencias bibliográficas

[1] MEYER, Adriana. “A Santiago lo golpearon y lo cargaron en una camioneta”. Página 12 [en línea]. 5 de septiembre de 2017. Fecha de consulta: 10 de septiembre de 2017. Disponible en: https://www.pagina12.com.ar/61043-a-santiago-lo-golpearon-y-lo-cargaron-en-una-camioneta

[2] LA NACIÓN+. “Las complejas hipótesis que se barajan en el caso Maldonado”. La Nación [en línea]. 22 de agosto de 2017. Fecha de consulta: 28 de agosto de 2017. Disponible en: http://www.lanacion.com.ar/2055419-las-complejas-hipotesis-que-se-barajan-en-el-caso-maldonado


Si llegaste hasta acá es porque puede ser que te interese nuestro periodismo, nuestras inquietudes, nuestras ganas de multiplicar la rebeldía, de promover la autonomía, de fomentar la auto-organización anti-autoritaria. Te invitamos a colaborar para que Gatx Negrx siga siendo una de las tantas voces necesarias para recuperar todo lo que nos han robado: https://periodicogatonegro.wordpress.com/aportes/

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s