Sobre la pasividad de los cuerpos

Violencia es que todo vuelva a la normalidad

Esto se empezó a escribir mientras realizaban la autopsia del cuerpo de Santiago. Lo transcribo tal cual:

En este instante se está realizando la autopsia al cuerpo encontrado en el río Chubut a 300 metros del ataque de Gendarmería a la resistencia mapuche. Posiblemente se trate del cuerpo de Santiago (ojalá que sí y ojalá que no, había escuchado decir por ahí). Cuerpo que aparece a 4 días de las elecciones legislativas, en una zona que se había rastrillado 3 veces. Cuerpo que la familia sospecha fue implantando para que aparezca “intencionadamente de casualidad” en esa zona. A todo esto, escuchamos a Elisa Carrió decir barbaridades en su campaña electoral. Barbaridades que directamente son una falta de respeto a cada uno de los que sigue el caso de la desaparición forzada de Santiago, comparando el estado del cuerpo encontrado con el congelamiento de Walt Disney. A su vez, millones de opiniones que ya no pueden disimular el desinterés: es un armado político del kirchnerismo para desestabilizar al gobierno actual, es un complot mapuche, está en Chile con la RAM, etc., etc. Ningún medio de comunicación perdió la oportunidad para hablar del caso. Silencio de Patricia Bullrich.

Me imagino un futuro escalofriante, banda de oportunismo político y una suerte de hipótesis: se corrobora la identidad del cuerpo de Santiago. El macrismo se hace responsable y reconoce que durante su gobierno ocurrió una desaparición forzada, pero que se debió a un mal desempeño de uno de sus funcionarios: Patricia Bullrich. En efecto, será destituida de su cargo, como también los gendarmes involucrados que “se les fue la mano”. A partir de allí, comenzará un montaje discursivo gigante impulsado por los medios de comunicación, en el cual diversos representantes de Cambiemos se mostrarán inmensamente afectados en su buena conciencia y lamentarán el hecho de encontrarse con esta triste verdad en el último recoveco de lo no esclarecido. ¿Y saben qué? Temo que todo vuelva a la normalidad. La empresa, el optimismo y los enunciados del cambio triunfando en las elecciones del domingo, y más: triunfando como modo de vida generalizado, como estado de cosas. Que ahora el ajuste de políticas neoliberales cuente con las buenas intenciones de hallar Justicia porque no les queda otra, y entonces “ellos hicieron lo que pudieron, movilizaron todos los recursos para llegar al final del asunto y aportar a la verdad, por más penosa que ésta sea.” Pura basura.

Justo escribo estas palabras y Sergio acaba de reconocer que efectivamente se trata de Santiago el cuerpo encontrado en el río. Lo desapareció gendarmería y desde el primer
día de su búsqueda se intentó desmentir, eludir, ridiculizar y desinformar sobre lo que realmente había pasado. Principalmente desde los altos mandos del actual gobierno: Vidal, Carrió, Macri, Esteban Bullrich, el juez Otranto, etc., etc. No creo que pueda seguir ahora con lo que estoy escribiendo, sólo quiero dejar por sentado que la pasividad es lo más peligroso que nos puede pasar. Insensibilizarse es de una violencia tal que es cómplice a todos los funcionarios que encubren el hecho. No existe no sentir nada. No existe la indiferencia; muchas veces pasa como cobardía a no asumir una posición, o como resignación, o como impotencia a no atreverse a hacer algo con lo que sentimos. A lo largo de toda esta verborragia, angustia y confusión, algo me queda muy claro: uno tiene los pensamientos que merece tener. Las cosas que se dicen y se hacen se corresponden con el compromiso de lo que se siente. Es una cuestión ética; una manera de valorar la vida y la lucha. Cuando la implicación está negada, uno repite palabras de otro o consignas mediáticas; se corre del medio: arma bandos de buenos y malos, atribuye culpas y se pierde en abstracciones circulares de una impotencia que no se quiere ver. La negación colma toda la existencia y el cuerpo se vuelve pasivo y quejoso; pesado. Asumir una posición, por otro lado, es valorar, valorarse y dar sentido a las cosas. Creer que hay que hacer algo porque reconocemos una tristeza que nos habita. Marcar una diferencia aunque nos colme la incertidumbre, pero con el valor de asumir que no se puede estar más así. Dignificar el hecho que identificamos el dolor y que queremos hacer algo con lo que hicieron de nosotros, por más que no sepamos bien qué. No dejar pasar lo que nos pasa. Profundizarnos. No normalizar nada.

Santiago Maldonado desaparecido por luchar.
Presente. Ahora, y siempre.

25158424_10211220164881675_3832154165843831941_n

Aqueronte


Si llegaste hasta acá es porque puede ser que te interese nuestro periodismo, nuestras inquietudes, nuestras ganas de multiplicar la rebeldía, de promover la autonomía, de fomentar la auto-organización anti-autoritaria. Te invitamos a colaborar para que Gatx Negrx siga siendo una de las tantas voces necesarias para recuperar todo lo que nos han robado: https://periodicogatonegro.wordpress.com/aportes/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s