El crimen es luchar

Robar un banco es un delito, pero más delito es fundarlo

Bertolt Brecht

Lamentablemente, tarde o temprano la represión nos iba a tocar de cerca. El compañero Diego, junto a otros dos revoltosos que participaron de la revuelta del 14 de diciembre del 2017 en contra de la reforma previsional, se encuentra tras las rejas. El Estado legalmente los acusaba de “intimidación pública”, pero la Cámara Federal ya ha dado de baja dicha acusación, por lo cual la prisión preventiva no debería ser aplicada. Sin embargo, siguen presos tras las rejas. Es decir, son rehenes. Sabemos que su crimen no fue “infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes”, ni tampoco “resistirse a la autoridad”, sino que su “crimen”, para los gestores del Estado/Capital, fue tener dignidad y salir a la calle a luchar, romper la pasividad a la cual nos quieren reducir, y solidarizarse con otrxs pobrxs como ellos. En definitiva, su “crimen” fue un acto de amor, de solidaridad.

Ya han pasado tres meses, y lxs verdugxs siguen confinándolos al encierro (en el caso de Diego en el penal de máxima seguridad de Marcos Paz) bajo la excusa de “prisión preventiva” por “miedo” a que se fuguen antes del juicio. Que los mismos jueces y gobernantes se caguen en sus leyes y los mantengan encerrados a pesar de no haber evidencia contundente que justifiquen su encierro no nos sorprende, en definitiva, como bien sabemos, las leyes son suyas y pueden hacer lo que quieran con ellas, pero en definitiva, esta actitud de soberbia evidencia lo que lxs compañerxs vienen diciendo hace largo tiempo: las leyes están para castigar a lxs pobres y mantener el dominio de las clases dominantes. Esto también lo podrán comprobar lxs abogadxs del compañero, lxs cuales a pesar de tener una onda experiencia en defensa de luchadorxs sociales, no han recibido más que constantes negativas a la hora de exigir su excarcelación. Aquí, como en muchísimos casos, la ley busca aleccionar a lxs rebeldes conscientes.

Es por eso que un análisis desde el lado legal no tiene sentido, ya que considerar como “inocente” o “culpable” a alguien por luchar es un sinsentido. A los ojos de un gobierno, sea cual sea, unx revolucionarix, alguien que busca cambiar las estructuras y la idiosincrasia de una sociedad, desde el aspecto legal, siempre será culpable. Para explicarme: El 14 y el 18 de diciembre, el gobierno nacional quiere hacer ley una reforma que le saca plata a lxs jubiladxs y pensionadxs del Estado, es decir, al sector no productivo de la sociedad, ya que al no trabajar y por ende no generar plusvalía, son un costo. Esto se puede evidenciar en frases como “los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global” de Christian Lagarde, directora del FMI[1]. Una de las tantas “recomendaciones” de dicho organismo internacional fue aumentar la edad de jubilación, esto es, que las personas tengan que trabajar más tiempo para poder jubilarse, alargando así la edad productiva de lxs individuxs. ¿Acaso esto es ético? ¿Eso no es un crimen? ¿Sacarles plata a lxs más pobres puede ser ley? Sí, en el capitalismo, ese tipo de cosas son ley, y son aceptadas y promovidas por los principales jerarcas del mundo, y están dispuestos, como ya hemos visto, a encerrar, torturar y matar para lograrlo. Desde este punto de vista, uno que se basa en la explotación y la dominación, cualquiera que se oponga a dichas reformas es un/a criminal culpable que debe de ser castigadx.

En cambio, para nosotrxs lxs anarquistas, el crimen es no hacer nada para detener este tipo de políticas de Estado que buscan ahondar la pobreza y la dominación. Nunca, pero nunca, el crimen puede ser luchar contra la miseria, sino todo lo contrario, esa es la aspiración más grande que podemos tener como individuos. Reconocerse en el/la otrx y luchar por su bienestar y felicidad. Porque el compañero salió a luchar por lxs jubiladxs y pensionadxs, y por su propia condición de explotado. Reconoció su propia humanidad en lxs más débiles, y es por eso que lo están castigando. Su crimen fue la solidaridad y se lo quieren hacer pagar caro, encerrándolo por vaya a saber uno cuanto tiempo. Por eso afirmamos y decimos que las etiquetas de “culpable” o “inocente”, al igual que las leyes, son expresiones de la lucha de clases que protegen el Poder de una minoría en contraposición a la gran mayoría. Esto es fácilmente demostrable, como dijimos más arriba, al observar que el compañero sigue preso a pesar de no haber evidencia contundente que justifique, desde el punto de vista legal, su encierro. Entonces, siendo las leyes una expresión de las clases dominantes para proteger, sustentar y asegurar su Poder sobre lxs demás, y teniendo la libertad de hacerlas y deshacerlas a su gusto, no debemos concentrarnos en las etiquetas de “culpable” o “inocente”, porque aquí, lo que se está jugando, son dos maneras distintas de ver la vida. Ellxs como una vida mercantil en la cual nosotrxs los pobres tenemos que agachar la cabeza y dejar que nos roben en la cara, dejar que nos gobiernen, exploten y maten sin rechistar. Nos piden que seamos sumisxs y que pongamos la otra mejilla. En la vereda de en frente, estamos nosotrxs, buscando una vida que cobre sentido cuando es compartida en solidaridad con el resto de los individuos, entendiendo que mi libertad y mi felicidad se logra a través de la libertad y la felicidad del resto de las personas, porque la libertad es una relación social. Y, como se puede observar a lo largo de la historia, la libertad se logra, no marchando y pidiendo firmas o pidiendo permiso para protestar, sino que se logra luchando, estando en la calle y acompañando a lxs oprimidxs.

De eso se lo acusa a Diego, y por eso está encerrado. ¿Acaso necesitamos otra excusa para exigir y luchar por su liberación?

¡¡¡TODXS LXS PRESXS DEL 14/12 A LA CALLE YA!!!

Fran Fridom

Nota

[1] El 15 de marzo, después de casi 14 años sin que un representante del FMI pisase suelo argentino, llegó, invitada por Macri, Christine Lagarde, quien un tiempito atrás felicitó al gobierno y pidió recortar jubilaciones y salarios.


Si llegaste hasta acá es porque puede ser que te interese nuestro periodismo, nuestras inquietudes, nuestras ganas de multiplicar la rebeldía, de promover la autonomía, de fomentar la auto-organización anti-autoritaria. Te invitamos a colaborar para que Gatx Negrx siga siendo una de las tantas voces necesarias para recuperar todo lo que nos han robado: https://periodicogatonegro.wordpress.com/aportes/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s