Crónica Verde: juntxs somos kriptonita

Educación sexual para descubrir,

Anticonceptivos para disfrutar,

Aborto legal en cualquier lugar

Horda Feminista Abortera

Nada viene desde arriba todo se conquista desde abajo

M.L.P

Luchamos porque nos da la gana,

Juntas en las calles, en las  casas y en las camas

Sudor Marica

 

Amanece Buenos Aires en un 14 de junio tan histórico como helado. La marea feminista, verde, bien abortera, supo inundar las calles haciendo una vez más de la lucha una fiesta. Y esto, es una invención feminista.

Con sus cantos y sus encantos. Entre el cuidado mutuo y el gliter que todavía inunda nuestros rostros. Somos esas que serpenteamos las calles de Av. Corrientes a Rivadavia, de Ayacucho a Cerrito. Esas, que hacemos del estar juntxs una nueva solidaridad. No nos entra el corazón en el pecho. Cantamos, bailamos, lloramos, nos abrazamos, hacemos que reverberen en nuestrxs cuerpxs todo lo que nos convoca.

Movemos la tierra de eje cada vez que damos una disputa existencial a policía de la moral, a la forma establecida de hacer mundo. Ya sea compartiendo un guiso feminista o juntándonos la noche anterior para pensar cómo la rancheamos, cómo habitamos el espacio público, por dónde salir si se viene el agite, cómo nos cuidamos. Sabemos de los riesgos que corremos por resistir a esta realidad que no se nos acomoda y lo hacemos igual. Queremos cambiarlo todo y lo hacemos en serio.

Cocinamos nuestros encuentros con la paciencia y la ternura de nuestras abuelas las brujas, trenzamos nuestras tristezas con otrxs para que el viento sur las desate, estamos cerca y nos volvemos amigxs, hermanxs de lucha.

El feminismx ha venido a enseñarnos de extender las relaciones de confianza y sororidad entre nosotrxs. Porque, decir: “estamos para nosotrxs”, no es una consigna de buffet, fría, que alguien abandonó en una mesa de café.

Vibra en nosotrxs una batalla contra el sentido común que quiere gobernarnos, que busca poseernos, que nos dice qué es lo que está bien y qué está mal; que intenta hacernos creer que nuestra lucha se disputa en el congreso con los muñecos diputados que supuestamente nos “representan”. En estas coordenadas históricas que supimos gestar, exigir aborto legal no es pedirle al Estado permiso para hacer ejercicio de nuestrxs cuerpxs y libertades. Es exigirle que se legitimen nuestras prácticas porque sabemos de los privilegios que nos rodean, sabemos que no estamos todas, que faltan las presas, que las ricas abortan seguras en la clandestinidad de la vergüenza mientras las menos favorecidas mueren en abortos clandestinos que se presentan como única posibilidad.

Estamos para nosotrxs ,

cada vez que empatizamos con una lucha y la hacemos nuestra,

cada vez que cuestionamos nuestros privilegios y nos deconstruimos,

cada vez que abrazamos nuestros miedos y tristezas para soltarlos,

cada vez que nos incomodamos e incomodamos a otrxs porque somos cuerpxs deseantes que vibran a cada paso su camino libertario.

Y en este andar sabemos que no hay nada pre-escrito. Las libertades no te las da nadie, no hay a quién pedirlas, se ejercen en lx colectivx. Las intensidades que transitamos ayer, un millón de cuerpxs aborterxs desborda todo tipo de cantidades.

Hoy es hoy… y todavía el cuerpo tiembla, las lágrimas desbordan los ojos con sueño, que la vigilia dejó atrás. Estamos manija, sentimos haber dado batalla, haber ejercido nuestras fuerzas y jugado nuestros fichines. Ayer las calles pedían una definición contundente, una partida que se ganaba por goleada y en la “honorabilidad” de la cámara de diputados rasguñamos un triunfo que cargó con la tensión de una definición de minuto 89. Cantamos toda la noche las nuevas canciones que parirán nuestros mundos venideros. La historia se escribe entre saltos, cuali-cuantitativos y nosotrxs hacemos historia de sabotaje, a mano desarmada. Pese a quien le pese: tenemos media sanción.

Al super hombre, al super macho le decimos: estamos acá y juntxs somos kriptonita.

El patriarcado no se va a caer, lo estamos tirando abajo.

Nuestra cita es en las calles para seguir cambiándolo todo.

db21a926668aaaae9c4c990cd0463634

Salvadora Medina Onrubia

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s