Editorial #1

Deseamos hacer algo con lo que vemos, hacer algo con lo que sentimos. Intentamos “buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacerlo durar, y darle espacio”. No queremos mirar para otro lado porque no hay otro lado a donde mirar. El Capital lo ha manchado todo. Escribimos y lo publicamos para compartirlo. El periódico es nuestro medio para buscar compañeros, o mejor dicho, cómplices. No queremos sumar adeptos ni seguidores. Queremos multiplicar la rebeldía, promover la autonomía, fomentar la auto-organización anti-autoritaria.

Anuncios

La vida pasa

Las armas que hoy nos apuntan, Contra los jefes se volverán, Contra los dirigentes, contra el Estado, Que roban los frutos de nuestros combates, Contra los dirigentes, contra el Estado, Que roban los frutos de nuestros combates.

8 de marzo: Recuperación de la lucha

Nosotras, en lugares diferentes del mundo exigiendo lo que nos corresponde a todas, sin que importe la nacionalidad y el pensamiento de la otra. Exigiendo no sólo nuestra libertad sino que la emancipación de la mujer sea uno de los pilares de una nueva sociedad. Una sociedad sin oprimidos ni opresores, basada en la horizontalidad y en el descreimiento de toda jerarquía coercitiva y autoritaria. Si el Estado, bajo cualquiera de sus máscaras, es cómplice de nuestra situación actual es un sinsentido seguir reforzándolo, ya que esto significaría mayor opresión, mayor hostigamiento y menos libertad. Por lo tanto, hay que tener en cuenta que la emancipación de la mujer será el resultado de la emancipación de toda la sociedad incluido el hombre.